2. Crisis de angustia o ansiedad - Ataques de pánico

18/02/2011
1. Ansiedad

 

Ataques de pánico (crisis de angustia): 

“No eres libre, no puedes hacer lo que quieres. De repente vienen esas sensaciones. No puedes respirar, el corazón te va a mil, notas como un hormigueo y calor, y empieza el mareo”. “Tuve mi primer ataque con 21años. Estaba en el metro y empecé a notar que me faltaba el aire y a sudar. Estaba muy agobiado. Solo pensaba en salir cuanto antes de allí”.

 

La característica principal de una crisis de angustia, o ataque de pánico, es la aparición aislada y temporal de miedo o malestar intenso. Este miedo y malestar viene acompañado de varios síntomas somáticos (físicos) o/y cognoscitivos (pensamientos). Su inicio es brusco y suele alcanzar el pico máximo transcurridos unos minutos (alrededor de 10). A su vez, es frecuente que aparezca una sensación de peligro inminente, necesidad de escapar y también miedo a morir. 

 

Para valorar que se ha sufrido una crisis de angustia deben experimentarse al menos 4 de los siguientes 13 síntomas:

- palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardíaca
- sudoración
- temblores o sacudidas
- sensación de ahogo o falta de aliento
- sensación de atragantarse
- opresión o malestar torácico
- náuseas o molestias abdominales
- inestabilidad, aturdimiento o desmayo
- desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (estar separado de uno mismo)
- miedo a perder el control o volverse loco
- miedo a morir
- parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo)
- escalofríos o sofocaciones

 

Las personas que experimentan estas desagradables sensaciones suelen describir los ataques de pánico como una situación de miedo muy intenso, con sensaciones de estar a punto de perder el control, tener un infarto,“volverse loco” o morirse. También experimentan un urgente deseo de huir de la situación donde ha aparecido la crisis.

Los ataques de pánico pueden aparecer en trastornos de ansiedad como la agorafobia, la fobia social, en fobias específicas, en el trastorno de angustia...

Las crisis pueden darse en diferentes situaciones y hay síntomas que frecuentemente se asocian a trastornos concretos. Por ejemplo, la sensación de falta de aire es un síntoma frecuente de crisis de angustia asociadas  al trastorno de angustia con y sin agorafobia. La ruborización en el ataque de pánico se asocia a menudo a situaciones sociales o actuaciones en público.

 

 

Adaptado de: DSM-IV-TR.