1.Depresión: descripción y características.

12/09/2010
2. Estado de ánimo

Depresión: descripción y características.

 

Las personas que sufren depresión, suelen expresar su malestar y estado de ánimo deprimido como sentirse tristes, deprimidos, desesperanzados, desanimados…etc. Otras personas describen su estado como sentirse pasotas, irritables, o con quejas o molestias físicas.

 

La depresión se define como un período, de al menos dos semanas seguidas, de un estado de ánimo deprimido o de pérdida de interés o placer por casi todas las actividades.

 

Los síntomas son experimentados no de forma puntual en un momento del día, sino que se mantienen la mayor parte del día, casi cada día. Además éste malestar suele implicar un deterioro social, laboral o personal. En algunas ocasiones, la actividad de la persona se mantiene de manera normal, pero a costa de un sobreesfuerzo muy importante.

 

Casi todas las personas deprimidas expresan pérdida de interés y de capacidad para disfrutar de las actividades de las que antes les agradaban. Muy a menudo los amigos y familiares notan que la persona se aísla socialmente o abandona aficiones que tenía. También es frecuente la disminución del deseo sexual.

 

El apetito disminuye y muchas personas tienen que esforzarse por comer (puede haber pérdida de peso).

 

 Con frecuencia se sufre de insomnio. Es más habitual el llamado insomnio medio (despertarse durante la noche y tener dificultades para volver a dormirse), aunque también puede aparecer insomnio tardío (despertarse demasiado temprano y no dormirse). También se puede sufrir insomnio inicial (problemas para conciliar el sueño). Con menor frecuencia se sufre hipersomnia o exceso de sueño.

 

Se observan también cambios psicomotores como agitación o enlentecimiento, que debe ser apreciable por los demás, y no únicamente una sensación subjetiva.

 

La falta de energía, el cansancio y la fatiga son habituales. El menor trabajo puede costar un gran esfuerzo o reducirse la eficacia con la que se realizan las tareas.

 

También es frecuente el sentimiento de inutilidad o culpa. Suele puede implicar evaluaciones negativas no realistas de la propia persona, o preocupaciones o rumiaciones de culpa referidas a pequeños errores del pasado. Las personas con depresión suelen malinterpretar los acontecimientos neutros, tomándolos como prueba de sus defectos personales. También se responsabilizan exageradamente por las adversidades sufridas. Es muy frecuente el autorreproche de estar enfermo o de no haber logrado cumplir con las responsabilidades laborales o personales por culpa de su depresión.

 

Muchas personas se quejan de dificultad para pensar, concentrarse o tomar decisiones. Se quejan de falta de memoria y de distraerse con facilidad.

 

Son frecuentes los pensamientos de muerte, la ideación suicida o las tentativas suicidas. Estas ideas varían desde la creencia consistente en que los demás estarían mejor si uno muriese hasta los pensamientos transitorios, pero recurrentes, sobre el hecho de suicidarse, o los auténticos planes específicos sobre cómo cometer el suicidio. Los motivos para el suicidio pueden incluir el deseo de rendirse ante lo que es percibido como obstáculos insalvables o un intenso deseo de acabar con un estado emocional enormemente doloroso, que es percibido como interminable.

 

Resumen:

 

La depresión se caracteriza por un período, de al menos 2 semanas consecutivas, de un estado de ánimo deprimido o pérdida de interés o placer por casi todas las actividades (en los niños y adolescentes el estado de ánimo puede ser irritable en lugar de triste).

 

Además de este estado de ánimo deprimido, la persona experimenta al menos 4 de los siguientes síntomas:

-         Cambios de apetito o peso.

-         Cambio en el sueño y la actividad psicomotora.

-         Falta de energía.

-         Sentimientos de culpa o infravaloración.

-         Dificultad de concentración, tomar decisiones o para pensar.

-         Pensamientos recurrentes de muerte o ideación, planes o intentos de suicidio.

Fuente: DSM-IV-TR.